Por Jorge Chamizo

Si hay un valor favorito entre los analistas que son capaces de mojarse con recomendaciones a medio y largo plazo, entre 5 y 10 años, ese es Ferrovial. La trayectoria de la empresa en los últimos trimestre, su resistencia al castigo que sufren los mercados, la visibilidad sobre su estrategia, su limitada exposición a España y el nivel de capitalización alcanzado, que la sitúa ya dentro del top 10 del Ibex, convierten a la empresa controlada por la familia Del Pino en un valor de referencia en inversiones de largo recorrido.

Podemos por tanto encontrar a Ferrovial como valor recomendado por firmas como Deutsche Bank, Banco Sabadell, Link Securities o Tressis, advirtiendo siempre como cautela general que la gestión de las carteras deben ser dinámica y, por tanto, adaptada constantemente al contexto del mercado y de las empresas. (Ver todas las recomendaciones de Ferrovial)

Tressis elige una cartera de valores a medio y largo plazo en un contexto de mejora del ciclo económico y de los resultados empresariales, y opta por aquellos valores que puedan beneficiarse de esta nueva fase expansiva que viven los países desarrollados y valores relacionados con la recuperación del consumo interno de los mismos.
La principal ventaja competitiva de la compañía que dirige Iñigo Meirás es su posicionamiento. El 78% de la actividad de Ferrovial está orientada a obra civil y un 77% de su cartera son proyectos internacionales. El track record de sus concesiones y de los márgenes de sus proyectos de construcción permite sostener esas perspectivas de largo alcance, según los expertos.

Datos Ferrovial


Con un enfoque más de corto plazo, Self Bank se aventura incluso en decir que “si la fragmentación política que vive España antes de las elecciones acaba por influir en la Bolsa, Ferrovial será uno de los valores que mejor se comporte debido a su apuesta por la internacionalización y diversificación del negocio”. También en el corto plazo, el último informe de Beka Finance considera que “el comienzo de la autopista North Tarrant Express (Texas) es excelente, todas las actividades crecen, la situación financiera continua siendo saneada y se estabiliza la actividad en España. Mantenemos la visión positiva del valor”, afirma.

Es curiosa la buena percepción de Ferrovial en el largo plazo, ya que la construcción y las infraestructuras no son sectores preferidos por los analistas consultados a la hora de ubicar inversiones en ese horizonte temporal. Para este tipo de opciones, los expertos se decantan más por las tecnológicas, las farmacéuticas o la biotecnología.

Otro factor diferencial para Ferrovial es que es la única empresa constructora española que aparece dentro del rango temporal elegido. El resto suelen ser utilities energéticas, aerolíneas, servicios turísticos y alguna entidad financieras. Esta condición de constructora preferida por los analistas también se refleja en el corto plazo. Ferrovial ha sido una de las firmas del Ibex que mejor ha aguantado el golpe bajista que vive la bolsa desde comienzos del verano y, de hecho, se ha incorporado al selecto club de las 10 empresas más capitalizadas del Ibex. A ello le ha ayudado también el fuerte castigo que han sufrido empresas como Repsol, ArcelorMittal o Amadeus.



El grupo de la dinastía Del Pino capitaliza casi 16.000 millones de euros y duplica el valor bursátil de su primer gran competidor sectorial, el grupo ACS, que sí ha sido arrastrado por el castigo general a los mercados.  El consenso de los analistas a comienzos de septiembre ofrece un balance que no deja lugar a dudas, según datos de Bloomberg: 17 recomiendan comprar, 4 mantener y otros 4 vender.  



Te interesa ver los Indicadores técnicos de Ferrovial

Consulte el Especial completo sobre Valores para invertir a medio y largo plazo