Entre la geopolítica y los fuertes movimientos de divisas, y la recuperación macro, Amadeus e IAG corren distinta suerte  a la hora de aprovechar el buen momentum que atraviesa el sector turístico global.

El repunte acumulado en el año de apenas el 2,5%  por IAG, contrasta con las subidas del 30,5% que experimenta Amadeus. Menos de dos semanas nos separan del arranque oficial de las vacaciones de verano, periodo fuerte del sector turístico, industria que espera en 2017 alcanzar los 2.000 millones de turistas (1.300 millones en 2016).

La mejora de las perspectivas y de los datos económicos, así como del sentimiento, respalda a unas compañías que, no obstante, deben hacer frente a la volatilidad de las divisas y a la escalada delriesgo político.

Así, IAG se ha visto fuertemente impactada por la depreciación de la libra ante la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea (UE). El grupo cerró el primer trimestre con un beneficio neto de 42 millones de euros, un 55% menos que en el mismo periodo de 2016. A nivel operativo, el efecto del tipo de cambio resto 32 millones de euros, principalmente por la moneda británica.

Si bien, la compañía espera una mejora de los ingresos de pasaje, pues confía en crecer (revirtiendo la tendencia de los cuatro últimos trimestres) excluyendo este impacto. “Los títulos están cotizando por encima de su valor”, apuntan desde Renta 4.

Por el contrario, Amadeus logró mejorar sus resultados un 25% entre enero y marzo y ganar 271 millones de euros, con unos ingresos de 1.251 millones (+12%), batiendo las previsiones del consenso “apoyados tanto por la favorable evolución operativa, como por la aportación de adquisiciones”. Los expertos, de hecho, destacan la elevada visibilidad del valor.

 

 

Con todo, los indicadores premium de Estrategias de Inversión son favorables a ambos valores: con una nota de 9 sobre 10 para Amadeus, y de 8,5 para IAG.

 

 

La tendencia a medio y largo es alcista para los dos; aunque, en el caso de la aerolínea, el volumen a largo es decreciente y la volatilidad en el mismo periodo creciente.