Almirall ha completado la transferencia a AstraZeneca de los derechos de su franquicia respiratoria tras haberse satisfecho todas las condiciones para el cierre de la operación.


Así pues, AstraZeneca es ahora propietaria de los derechos de desarrollo y comercialización del negocio respiratorio de Almirall, incluyendo los derechos por ingresos procedentes de alianzas con terceros, así como el 'pipeline' en investigación de nuevas terapias.

Esta operación contempla un pago inicial de 875 millones de dólares (700,3 millones de euros) pagadores al cierre del acuerdo, más futuros pagos adicionales que pueden alcanzar los 1.220 millones de dólares (976,4 millones de euros) vinculados a hitos de desarrollo, lanzamiento de nuevos productos y ventas. AstraZeneca ha acordado también varios pagos relacionados con las ventas.

Entre otros productos, la franquicia respiratoria de Almirall incluye Eklira y Duaklir, programas preclínicos y una subsidiria de la compañía, Almirall Sofotec, centrada en el desarrollo de inhaladores avanzados, que también ha sido transferida a AstraZeneca.