MADRID, 31 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El fichaje de Keylor Navas por el Real Madrid parece que se está alargando más de lo esperado. Mientras el guardameta se impacienta, el club blanco intenta solucionar uno de los problemas que tiene desde hace ya varias temporadas: la titularidad en la portería.El cancerbero costarricense ha cambiado la fecha de su llegada a Madrid. En principio iba a llegar a Barajas el día 1 de agosto pero finalmente se retrasará hasta el día 4, con la esperanza de que para entonces el Real Madrid haya solucionado la salida de Iker Casillas o de Diego López.
Por su parte el presidente del club 'merengue', Florentino Pérez, continúa trabajando junto con el director general del club, José Ángel Sánchez, para cerrar la venta de alguno de los dos porteros que la temporada pasada se disputaron el puesto bajo los palos del Bernabéu.

SALIDA MÁS QUE PROBABLE DE DIEGO LÓPEZ
Todo apunta a que el que tiene más papeletas para salir del equipo es Diego López. El jugador llegó hace dos temporadas por la lesión de Iker Casillas y se ganó un puesto en el equipo titular de Mourinho. La temporada pasada, ya con Ancelotti, el gallego repitió como portero en Liga.
A pesar de sus buenas actuaciones, el jugador podría salir con destino Mónaco, según informan algunos medios. Lo único cierto de momento es que el portero quiere continuar en el vigente campeón de Europa a pesar de las presiones del club para venderlo.

'MOTÍN' EN LA PORTERÍA
El último acontecimiento en esta operación a tres bandas habla de una posible alianza entre Iker Casillas y Diego López para que ninguno de los dos deje el club. Conscientes de que si ninguno se marcha es muy improbable que el club contrate a Keylor Navas, ambos jugadores podrían plantarse para quedarse otra temporada más en el club.