Los expertos del banco de inversión estadounidense acaban de abandonar su previsión de que la divisa europea se situaría por debajo de la paridad con el dólar.

En un informe que cita Business Insider, la firma apunta que “hemos revisado al alza nuestras estimaciones para el euro porque la divisa está muy correlacionada con el crecimiento económico y las incertidumbres políticas se han reducido”, han expresado estos analistas en una nota del pasado domingo.

Explican que el Euro se ha convertido “en una divisa pro-riesgo, que sube cuando aumentan las expectativas de crecimiento ya que los flujos de fondos extranjeros están acudiendo más a la zona, y por eso nuestras estimaciones con respecto al EURUSD reflejan este escenario”, afirman. El EURUSD se ha fortalecido un 9% en lo que va de año, coincidiendo con una paulatina reducción de las posiciones bajistas sobre la moneda.

Los expertos de la firma también aprueban las divisas de los países de la Europa central, sobre todo el Zloty polaco.  Afirman que “el crecimiento se está recuperando a lo largo de toda la región. Los próximos movimientos de los bancos centrales irán dirigidos a subir los tipos, mientras que las valoraciones siguen siendo atractivas”.

El banco también ha mejorado sus estimaciones para otras divisas emergentes, como el rinngit de Malasia, la rupia india o el peso mexicano.

La firma prevé que aunque el dólar se debilitará contra el euro y esas divisas emergentes, se va a fortalecer frente al dólar australiano y el dólar canadiense. También frente al yen japonés.

Las posiciones favoritas del banco con respecto a las divisas en estos momentos son estar largos de Euro, frente al dólar, yen, franco suizo y libra esterlina y cortos en el dólar australiano frente al dólar.

 

Principales divisas Morgan Stanley