El oro y la plata captan las mayores inversiones en una semana plagada de inestabilidad política. Ante una volatilidad mucho más acentuada, se reduce la exposición a las cestas de materias primas.

Vuelve el interés por los ETP sobre metales preciosos ante la valorización del oro y la plata. La semana pasada los ETP sobre metales preciosos recuperaron su atractivo después de que el oro se apreciara un +2.8% y la plata un +0.3%. Por segunda semana consecutiva los ETP sobre plata captan inversiones ($8.3 millones), mientras que los ETP sobre oro lograron revertir la semana pasada casi todo el volumen reembolsado la semana previa al recibir un total de $22.5 millones en inversiones. El precio del oro comenzó a repuntar a mediados de la semana pasada cuando el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC), se pronunciara respecto a la política monetaria y a las proyecciones macroeconómicas. Los inversores interpretaron de manera laxa la posición marcada por la Fed, dado que la media estimada para los tipos de referencia a fin de año no ha cambiado. Tras conocido el anuncio, el Índice del Dólar cayó un -0.65%, respaldando así el valor de los metales preciosos. Si bien pensamos que los inversores han pasado por alto la dispersión marcada en el gráfico de puntos (el cual expresa las perspectivas de los tipos de interés de los miembros del FOMC), se constató un cambio significativo desde diciembre de 2017, ya que la mitad de los miembros contemplan ahora cuatro subidas de tipos para este año, mientras que la otra mitad se mantiene en tres. De esta forma será cuestión de un simple empujón para que prevalezca dentro del Comité la idea de incrementos más agresivos. Sobre fines de la semana el oro acentuó su avance ante la demanda de los inversores por activos refugio a raíz de los temores de una escalada en las tensiones comerciales. El jueves, la Administración Trump anunció que impondrá aranceles a las importaciones chinas. Aunque los detalles son vagos hasta el momento, se espera que la Casa Blanca proporcione más información en los próximos 15 días. El arancel a imponer del 25%, equivaldría a un total de $60.000 millones en importaciones anuales provenientes de China. Hasta ahora la respuesta del gobierno chino ha sido muy medida, con el Ministerio de Comercio anunciando únicamente un arancel recíproco sobre 128 productos estadounidenses que representan $3.000 millones en importaciones. Sin embargo, ello no impide futuras acciones. Asimismo los mercados temen que esto derive en una guerra comercial total. También el jueves, el ex embajador de las Naciones Unidas, John Bolton, se unió a la Administración Trump, reemplazando a H.R. McMaster como asesor de Seguridad Nacional. El Sr. Bolton es visto como un halcón de la política, proclive a marcar una postura dura sobre Irán y Corea del Norte. En este sentido, Bolton cree que el actual acuerdo nuclear iraní es irreconciliable.  El ingreso de semejante halcón a la Administración Trump como asesor, parece ser un factor geopolítico de fuerte influencia sobre el valor del oro.

La inestabilidad política lleva a los inversores a reembolsar de los ETP sobre cestas de materias primas un total de $65 millones, en parte impulsados por una reducción del riesgo de cartera y una toma de beneficios por adelantado. La semana pasada estos reembolsos revirtieron todo lo invertido en las dos semanas previas, siendo asimismo los mayores retiros desde junio de 2017. No obstante, algunos inversores vieron esta caída de los activos cíclicos como una oportunidad de compra. Por ejemplo, en los ETP sobre cobre, se invirtió un total de $10.6 millones a medida que el precio del oro rojo cedía un -3.7%, representando además el mayor volumen invertido en siete semanas.

Toma de beneficios en los ETP sobre crudo ante la subida de un +5.5% de los precios. A mediados de la semana pasada los precios del crudo se vieron iluminados por una caída inesperada en los niveles de inventario, así como la designación por parte de la Administración Trump de un halcón anti-Irán. Esto llevó a los precios a pegar un fuerte repunte a medida que el factor geopolítico volvía a influenciar sobre el precio de la materia prima. Mientras tanto los inversores de ETPs continuaron tomando beneficios, reembolsando un total de $90.4 millones, lo que representa el mayor volumen retirado desde noviembre de 2017. En paralelo, algunos han aprovechado para ampliar la exposición a los ETP cortos sobre crudo, invirtiendo un total de $5.2 millones (el mayor volumen desde diciembre de 2017).

flujos ETF semanales