Caídas acumuladas superiores al 8% para el Dollar Index, muestra de que, sin duda, 2017 no está siendo un buen año para el billete verde. Es más, en los últimos cinco meses ha cotizado a la baja, por primera vez desde 2011, y hay que remontarse a 2003 para encontrar la última ocasión en la que cayó durante seis. En este contexto,  los expertos se preguntan si es más probable que el euro/dólar vuelva a los 1,10 o que se lance a los 1,20.

La mejora macro de Europa y con un mercado descontando una retirada de los estímulos del Banco Central Europeo (BCE) antes de lo esperado, frente a cierta pérdida de momentum de Estados Unidos y a una Administración Trump que, más de medio año después de su llegada a la Casa Blanca, no ha conseguido implementar aun ninguna reforma, ni estímulo, mantienen al dólar bajo presión y dan alas al euro.

Recupera la moneda única los 1,18 dólares, tras debilitarse el viernes después de un buen Informe de Empleo de julio en Estados Unidos, y acumula ganancias del 15% frente al ‘billete verde’, con el Dollar Index cayendo, por su parte, un 8%.

“Los últimos cinco meses no han sido buenos para este índice y el consenso general es que podríamos ver más descensos”, reconoce Michael Hewson, analista principal de CMC Markets UK. La última vez que perdió durante cinco meses seguidos fue en 2011, y durante seis en 2003. “La ley de probabilidad sugiere, pues, que hay espacio para un rebote”, afirma.

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia

La idea de que puede haber más caídas en el horizonte para el dólar puede ser cierta en el largo plazo, apunta, y, añade, parece que los cortos están empezando a ser un poco exagerados ya. “Desde el punto de vista técnico, hemos pasado de una abrumadora tendencia alcista para la moneda norteamericana a una narrativa bajista en un espacio bastante corto de tiempo”, destaca.

En este contexto, apunta, los gráficos pueden sernos útiles y el comportamiento pasado también a la hora de ver hacia dónde se dirige… La semana previa, el euro/dólar superaba su media de 200 semanas por primera vez desde 2014, pero “no pudo cerrar por encima de se nivel, lo que nos hace preguntarnos ¿por qué?”

Ahora bien, quien sí está por encima de dicho nivel es el Dollar Index, y también ha superado los mínimos del año pasado.

Vea también: Nuestro IBEX 35 se mantiene como el más fuerte frente a sus principales homólogos europeos

“Si vamos a asistir a más caídas en el dólar y a un nuevo fortalecimiento del euro necesitamos un movimiento sostenido por debajo de esos dos niveles clave, y mientras permanezcan intactos, será muy difícil para el euro/dólar experimentar un rally significativo”, explica Hewson.

En resumen, “mientras que el mercado sigue apostando por más descensos en el ‘billete verde’, habría que romper esos niveles clave de apoyo, así como la peor racha de caídas mensuales desde 2003”. Y para que esto suceda, concluye, “deberían deteriorarse las perspectivas de inflaciónde Estados Unidos, algo que podremos comprobar este viernes con los datos de IPC, y las expectativas económicas de Europa mejorar aun más de lo que ya hemos visto hasta ahora para este año. También debemos preguntarnos cuánto de esto ya ha sido descontado”. 

Vea también: Reducimos exposición a USD y compramos bolsa Reino Unido