El día 1 de agosto va a ser crucial para los inversores de Bitcoin. La moneda se va a bifurcar y se tratará de una bifurcación dura. Los expertos alertan de que estos cambios podrían provocar volatilidad en su cotización. 

Cuando los expertos de tecnología hablan de bifurcación se refieren a una actualización de las reglas de Blockchain, la tecnología sobre la que se erigen estas divisas. 

James Butterfill, director de análisis y estrategias de inversión de ETF Securities “la decisión del 1 de agosto se hace con el objetivo puesto en el futuro de Bitcoin. Actualmente la moneda solo puede gestionar 7 transacciones por segundo frente a Visa, que puede realizar unas 2.000. La propuesta intenta convertir a la divisa en una moneda más práctica”, afirma. “El Bitcoin actualmente tiene una capitalización de 45.000 millones de dólares, y ya no es solo una operación para inversores frikis”, dice Butterfill.

Una bifurcación dura significará que los usuarios tendrán que acogerse a estos cambios si quieren seguir funcionando con la divisa, pero será una moneda diferente. Como señala el experto, tras la actualización, los inversores tendrán que elegir entre dos monedas diferentes: bitcoin inlimited y bitcoin core, lo que va a crear volatilidad en la divisa”.

La cuestión para los inversores será saber cuál de las dos monedas tiene una mejor acogida. En función de esto los ahorradores tendrán más o menos interés por comprar una sobre otra, por lo que una podría sufrir fuertes subidas y la otra desplomarse. O no. Todo dependerá de la acogida que le den los usuarios a la nueva moneda o a la antigua.

Por el momento y a falta de casi un día para que estos cambios tecnológicos se pongan en marcha y se produzca el nacimiento de la nueva moneda, el bitcoin no está experimentando grandes cambios en su cotización y sigue moviéndose en torno a 2.750 dólares, según los Coindesk. 

 

Bitcoin