Zurich, el segundo grupo asegurador español, tiene previsto despedir a cien de sus casi 2.000 empleados antes de final de año debido a la reducción de pólizas que está sufriendo como consecuencia de la crisis. Además, Zurich ha decidido cerrar tres de sus oficinas en nuestro país ante la caída de la facturación.