Zeltia ha reducido ligeramente sus pérdidas un 0,7% al cierre del tercer trimestre del año, hasta los 32,34 millones de euros. Sin embargo, la cifra de negocio creció un 4,2% hasta los 66,9 millones de euros, en un periodo en el que destacó la aprobación de Yondelis por parte de la Comisión Europea y el comienzo de su comercialización en el Reino Unido y Alemania.