El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido hoy que es "más fácil" que haya cajas afectadas por la crisis que bancos, al tiempo que ha subrayado que la intención del Ejecutivo no es fusionar entidades. "Hay que prevenir lo que puede ser un proceso de afectación de alguna entidad financiera, que pueden ser cajas; es más fácil que sean cajas que bancos, se lo anticipo", ha subrayado Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación. En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo ha señalado que el objetivo no es efectuar la reestructuración del sistema bancario, sino "salvar todo aquello que podamos del sector financiero si se ve afectado".