Aquí estamos.
La pregunta anterior se repite a  mi alrededor, recordándome lo difícil (y siempre mal valorado) que es el trabajo del economistaanalistaestratega. Al final, tu realizas sesudos análisis sobre bases factibles (y muy racionales) para alcanzar conclusiones con una probabilidad asignada. Sobre esta sólida base, lanzas la recomendación.
¿Y después qué? Pues el ECB decide aplazar las decisiones previstas, la OPEP elige de forma implícita que la caída de los precios del crudo debe continuar, el BOJ considera que, pese a adoptar nuevas medidas expansivas, no lo son y rechaza ampliarlas oficialmente y las autoridades chinas eligen optar por una moneda a la baja a más medidas expansivas. ¿Racional? La realidad es que es difícil relacionar nuestra racionalidad con la racionalidad de las autoridades. Además, la racionalidad del mercado es contundente cuando los bancos centrales, especialmente, se han convertido en una parte fundamental de su comportamiento.
¡Siempre nos quedará Yellen! Pero incluso su discurso neutral (incluso dovish) no pasa el filtro de las compras en un entorno tan complejo y tan estrecho como el actual.

Y luego están las elecciones generales en España....

Las bolsas europeas en promedio un 0.3 % a la baja. El mercado español con descenso del 2.5 % hasta 9477 puntos.
Las bolsas USA con subida de medio punto. Hasta 2000 el S&P.
Las bolsas asiáticas con subidas del 0.3 %. Casi un 2 % al alza el mercado chino.

El diferencial bono-bund 10 años en 125 p.b.
La rentabilidad del bono en niveles de 1.82 %.

La rentabilidad del treasury 10 años en 2.21 %.

El EUR en niveles de 1.0867 USD.
El precio del crudo en 36.2 $ barril.
El precio del oro en 1070 $ onza.

¿Referencias? balanza comercial en España, precios de producción en Alemania, confianza de consumo en el EUR.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España