La bolsa de Nueva York vive un auténtico ir y venir. Tras remontar ayer en parte las pérdidas vividas el lunes, hoy volvía a abrir en números rojos. Tanto en Europa como en China, las plazas registran pérdidas y Wall Street no iba a ser menos. Los futuros ya anunciaban una apertura en rojo y, así fue: el índice Dow Jones caía un -0,85%, rondando los 1.139 puntos. Por su parte, el S&P y el Nasdaq descendían un -0,91% y -1,02%, respectivamente. Veremos cómo se desarrolla esta jornada pobre de datos económicos aunque pendiente de múltiples publicaciones de resultados empresariales.
Entre las escasas noticias macro estadounidenses de esta jornada están las solicitudes de préstamos hipotecarios de la semana pasada, las cuales, aumentaron un +5,6% frente a los datos de la semana anterior. Estos datos deben ser leídos como estacionales, según la MBA, pero son consecuencia de la disminución de las tasas de interés para ese tipo de préstamos. Además, las peticiones de préstamos para comprar viviendas registraron un incremento del 3,9% la semana pasada, lo que se convierte en el tercer aumento semanal consecutivo.

También hemos conocido hoy que el Producto Interior Bruto de los 30 países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dentro del cual se encuentra EE.UU., se mantuvo estable entre los meses de abril y junio, gracias a las exportaciones de Alemania y Japón, pero registró una fuerte caída frente al mismo período del año pasado.
El PIB de los países de la OCDE cayó un 4,6% en comparación con el segundo trimestre de 2008, lo que supone una ligera mejora desde el 4,7% de caída interanual registrado en el primer trimestre de 2009, dijo la OCDE.

También es miembro de esta organización Canadá, el cual ha hecho público esta mañana que su IPC anual cayó en julio más de lo que esperaba el mercado y registró su mayor descenso desde 1953, debido a las fuertes bajas en los costos de la energía, en particular la gasolina.

Según un sondeo a analistas, los inventarios de petróleo de Estados Unidos habrían aumentado durante la semana que finalizó el 7 de agosto. Las existencias de crudo se habrían acrecentado por cuarta semana consecutiva, tras haberse incrementado en 9,3 millones de barriles, o un 2,7%, durante las tres semanas previas. Aún así, el precio del crudo sigue disminuyendo. Hoy el Petróleo Intermedio de Texas para entrega en septiembre abrió con un descenso del 0,87%, al perder 60 centavos de dólar. Estas bajadas afectaron también a la moneda norteamericana, que hoy caía por debajo del Yen en su nivel más bajo desde el 29 de julio.

En el ámbito empresarial, los resultados de varias compañías protagonizan la jornada por la escasez de datos macro. Entre las empresas que hoy publican resultados se encuentra Deere & Co. que registró una ganancia neta de 420 millones de dólares durante el tercer trimestre de su año fiscal, una disminución del 27% frente al beneficio del mismo periodo del año pasado. Estos datos negativos están repercutiendo a su cotización hoy, pues el valor se desplomana un -4,39% en el NYSE.

Hewlett-Packard también informó ayer tras el cierre de los mercados que su ganancia neta del tercer trimestre cayó un 19% debido a menores ventas internacionales y descensos en los márgenes. Hoy sus acciones bajan más del 2%.

A la espera de la publicación de los datos de Limited Brand, sus acciones suben un +1,65%, mientras que, otra empresa que dará hoy a conocer sus cuentas, NetApp, cae ligeramente en bolsa.

General Motors sigue sin decidir a quién vender Opel, hoy el gobierno alemán quiere que las compañías que estén dispuestas a comprar la filial de la automovilística de Detroit., pongan como garantía un 10% de su capital si solicitan cualquier ayuda estatal, lo que parece que alargará aún más una operación que no tiene fin.