Recogida de beneficios también en Wall Street tras la resaca del pacto fiscal. Los accionistas asumen que los pactos acordados entre demócratas y republicanos no han zanjado el precipicio fiscal. Esto, junto con los datos mixtos conocidos hoy sobre el mercado laboral y las abultadas subidas de ayer animan a las ventas. S&P 500 cede un 0,08%, Nasdaq un 0,16% y los del Dow Jones un 0,27% hasta los 13.375 puntos. En el mercado de divisas también el euro-dólar se debilita y desciende a 1,30 unidades, luego de haber rozado ayer las 1,33.


Ayer el mercado reaccionaba con excesiva euforia al acuerdo fiscal al que llegaban, fuera de calendario, los políticos estadounidenses. Con este pacto no se ha evitado el precipicio fiscal. Ni mucho menos. Sólo ha supuesto una patada más a la lata para aplazar la negociación sobre el recorte de gastos y la elevación del techo de deuda, negociaciones que prometen ser mucho más complicadas aún que las llevadas a cabo para aumentar los ingresos.

De hecho, las agencias de calificación Standard & Poors y Moody’s ya han advertido de que, a pesar de que el pacto fiscal alcanzado in extremis en EEUU representa un paso adelante, no es suficiente para garantizar el saneamiento de las cuentas públicas del país, por lo que mantienen su perspectiva negativa sobre el rating del país, posición en la que coinciden con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con ello, y a imitación de lo que ya están haciendo las plazas europeas, Wall Street comienza en negativo, aunque con caídas discretas.

Además, este jueves los inversores, como antesala al definitivo dato de empleo mensual que verá la luz el viernes, han conocido las nóminas del sector privado gracias al informe de ADP. Las empresas del sector privado estadounidense crearon 215.000 puestos de trabajo en diciembre después de los 148.000 nuevos empleos de noviembre, superando así las expectativas de los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media que se creasen 140.000 puestos de trabajo. Sin embargo, el dato de desempleo semanal viene a empañar esta buena noticia, pues la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 10.000 y se situó la semana pasada en 372.000 personas.

En el plano empresarial, atentos a Starbucks, que sube un 0,36%, tras anunciar que abrirá su primera tienda en Vietnam .

Entre los movimientos destacados, Family Dollar se desploma un 11% tras reportar ganancias trimestrales inferiores a las esperadas. Por contagio, su competidora Dollar General también cede un 4,73%.

Microsoft cede un 0,62% tras anunciar la adquisición de R2, una empresa de entretenimiento dedicada al control de dispositivos electrónicos y distribución de contenidos multimedia en la televisión. R2 se incorporará a la división Xbox de la compañía.

Los expertos de varias casas de análisis hoy coinciden en recomendar la inversión en el sector financiero estadounidense. Por un lado, desde Sterne nos aconsejan comprar Citigroup (-0,13%) y JP Morgan (0,27%), mientas que, desde la propia JP Morgan aconsejan mantener los títulos de Morgan Stanley (0,27%).