Wall Street ha cerrado en negativo la jornada poniendo fin así a una racha de ocho sesiones consecutivas al alza. El Dow Jones ha cerrado con caídas de 0,21%, el S&P 500 con un descenso del 0,37% y el Nasdaq con una caída del 0,25%%.
Acaba así una jornada de tránsito en la que los inversores han estado más pendientes de lo que pueda decir mañana Ben Bernanke en su comparecencia ante el congreso, que en las referencias corporativas y macroeconómicas de la sesión. (Ver: el futuro del treasury en manos de Bernanke

Tampoco han resultado muy positivos para los inversores los resultados de Coca-Cola. El gigante de refrescos ha publicado una caída de su beneficio del segundo trimestre del 4% con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 2.6480 millones de dólares (Ver: Una de cal y una de arena en la jornada de resultados en EE.UU.) 

Por el contrario, las cuentas de Goldman Sachs y Jonhson & Jonhson han batido las perspectivas de los expertos.

El banco de inversión duplicó sus beneficios en el segundo trimestre del año gracias a su unidad de banca de inversión y el aumento de los ingresos del departamento de trading.

Por su parte, Johnson & Johnson también duplicó sus resultados en el segundo trimestre del año, hasta 3.830 millones de dólares gracias a la venta de su participación en Elan Corp.

Datos macroeconómicos

Estos resultados empresariales se conocen justo el día en el que se ha publicado que la inflación en junio aumentó un 0,5% frente al mes anterior por el incremento de los precios de la gasolina. Se trata de la mayor subida en cuatro meses del IPC.

Los expertos destacan que el nivel de precios se acerca mucho al objetivo de la Reserva Federal. Quizá Ben Bernanke haga alguna referencia a este nivel de precios en su comparecencia de mañana. Mientras tanto el mundo sigue a la espera de los comentarios del presidente de la Reserva Federal, también las divisas.

En este contexto, el par EURUSD se ha movido a favor de la divisa europea que cierra la jornada en el entorno de 1,3153 euros por dólar.

También, se ha conocido que la producción industrial en junio en Estados Unidos se ha situado en máximos de los últimos 4 meses. La producción en fábricas, minas y empresas de servicios públicos subió un 0,3%, el mayor avance desde febrero.

Y otro índice que ha crecido es el de la confianza de los constructores estadounidenses (Homebuilder confidence). Los constructores de casas creen que el mercado inmobiliario de EE.UU. se está fortaleciendo. La Asociación Nacional de Constructores de Viviendas ha explicado que su índice del mercado inmobiliario ha aumentado un 6%.

Mientras tanto, la rentabilidad de bono estadounidense a diez años ha caído hasta el 2,53% frenando así una escalada alcista que le ha llevado a incrementar el coste de financiación de Estados Unidos un 48% en el último trimestre. Bill Gross, gestor de PIMCO, ha anunciado, por su parte, que han aumentado su portfolio de bonos americanos del 37% al 38%, y el de bonos respaldados por hipotecas del 34% al 36%.

En terreno de commodities, el oil Texas sigue su escalada por encima de los 106 dólares el barril, mientras que la onza de oro vuelve a acercarse al nivel de los 1.300 dólares.

Las citas para mañana desde el punto de vista macroeconómico son el número de viviendas nuevas establecidas por los promotores de la construcción, los permisos de vivienda, inventarios de crudo y el libro beige de la FED.

En el terreno corporativo publicarán sus cuentas Bank of America, American Express, US Bancorp y Novartis.