Las Bolsas de Nueva York terminaron en una nota contrastada el miércoles, donde las acciones de Boeing y Alcoa fueron sancionadas por el mercado. El Dow Jones bajó 0,61% hasta los 14.078 puntos, mientras que el Nasdaq subió 0,27%. este jueves partorá desde los 2.811 puntos. El mercado no pudo contar con la publicación de indicadores económicos para orientarla y en consecuencia se volvió hacia las empresas.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 0,17% (-2,68 puntos) a 1.562,47 unidades. El Dow Jones y el SP 500 habían alcanzado récords de cierre el martes, terminando en 14.164,53 puntos el primero, y en 1.565,15 unidades el segundo. El miércoles, ambos índices se mantuvieron en rojo casi toda la sesión, mientras que el Nasdaq resistió mejor. Después de los récords del martes, 'hubo algunas ventas', y las noticias negativas de empresas acentuaron 'la debilidad' de la bolsa, indicó Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management, quien estimó sin embargo que los inversores continúan siendo globalmente optimistas. Noticias empresariales 'La gran noticia', según Blicksilver, fue el anuncio en media sesión, de que Boeing aplazaba en seis meses la entrega de sus primeros aparatos de nueva generación Dreamliner 787, para fines de 2008. Su acción inmediatamente cayó y finalmente cerró en baja de 2,73% a 98,68 dólares. El gigante del aluminio Alcoa también fue castigado (-2,49% a 38,73 dólares). El grupo dio comienzo en la noche del martes a la temporada de resultados de grandes empresas, anunciando un beneficio neto casi sin cambios en el tercer trimestre de 555 millones de dólares (+ 3,3%). El mercado obligatorio subió levemente. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,647% contra 4,651% en la noche del martes, y el de los títulos a 30 años a 4,863% contra 4,864%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.