La Bolsa de Nueva York comenzó la semana a la baja, afectada por temores sobre los continuos daños de la crisis financiera y el hundimiento del sector inmobiliario. El Dow Jones perdió 1,83% y cerró la jornada en los 12.743 puntos, mientras que el Nasdaq bajó un 2,14%. Este indicador, que en su mayoría agrupa a los valores tecnológicos, saldrá este martes desde los 2.540 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 bajó por su parte 33,48 puntos a 1.407,22 unidades (-2,32%). Wall Street había abierto en alza este lunes, pese a estimaciones contradictorias sobre las primeras compras de la temporada de fin de año, período determinante para el crecimiento del consumo, que contribuye con más de dos tercios de la actividad económica estadounidense. Su índice vedette, el Dow Jones había incluso superado la barra sicológica de los 13.000 puntos, de la que había bajado antes del feriado de Thanksgiving. Pero 'el entusiasmo se agotó rápidamente, al focalizarse los inversores rápidamente en los 'subprime'', explicó Peter Cardillo, analista de Avalon Partners. Nuevas pérdidas de Citigroup El primer banco mundial Citigroup (-3,15%) debía anunciar nuevas pérdidas a causa de su alta exposición a los préstamos inmobiliarios a riesgo 'subprime', según los analistas. Citigroup ya había anunciado que probablemente debería registrar 11.000 millones de dólares en depreciaciones en su portafolios como consecuencia de los 'subprime'. 'Citigroup y los valores financieros realmente van a hacer desmoronar la bolsa. Los inversores abandonan las acciones a causa del sector financiero', comentó Todd Leone (SG Cowen). Por otra parte, la Reserva Federal estadounidense reconoció este lunes la existencia de 'tensiones crecientes en los mercados monetarios' y anunció que inyectará en las próximas semanas liquidez adicional en el circuito bancario para reducirlas. El mercado obligatorio aprovechó los temores de los inversores. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, que evoluciona en sentido inverso a los precios de las obligaciones, bajó a 3,847%, contra 4,012% en la noche del viernes, y el de los títulos a 30 años a 4,280% contra 4,438% el viernes.