El mercado estadounidense abre al alza y supera el tropiezo del aumento de solicitudes de subsidio por desempleo semanales. Los inversores se animan con las noticias que apuntan a un cercano acuerdo entre los acreedores privados y Grecia y al mantenimiento de los tipos de interés. El Dow Jones sube un 0,50% hasta los 12.901 puntos, el Nasdaq un 0,72% y el S&P 500 un 0,69%. En el mercado de divisas, el euro se refuerza y sube a 1,32 dólares, mientras que, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 106,37 dólares. 
 
Antes de conocerse el dato oficial de empleo mensual de EEUU de mañana, los inversores obvian el aumento del desempleo semanal. En concreto, 362.000 estadounidenses más se quedaron sin trabajo la semana pasada, por encima de las 352.000 esperadas y de las 354.000 solicitudes de la semana previa, según el dato revisado. Los reclamos continuos ascendieron a 3,416 millones frente a 3,4 esperados.

Entre tanto en Europa, el BCE ha mantenido los tipos de interés y pronuncia su interés en controlar la inflación ante las presiones por el aumento del precio del petróleo y otras materias primas. Además, según rumores de mercado, un 80% de los acreedores privados de Grecia ya habrían aceptado la quita de deuda voluntaria posibilitando el desbloqueo del segundo rescate del país.

En el apartado empresarial…
El Tesoro estadounidense ha vendido 6.000 millones de dólares en acciones de la aseguradora AIG, a la que tuvo que rescatar en 2008. AIG prevé comprar la mitad de la venta a 29 dólares por título. En mayo, el Tesoro vendió títulos al mismo precio. Las acciones de la aseguradora se desploman un 2,48% sin el colchón del Estado por detrás.

La presentación ayer del iPad 3 no defraudó, aunque tampoco sorprendió, pues el nuevo dispositivo cumplió con las expectativas de calidad y velocidad de navegación. Los títulos de Apple sube un ligero 0,70%.

En terreno empresarial, Chipmaker Altera Corporation publicará sus cuentas correspondientes al cuarto trimestre del 2011, aunque los analistas ya han alertado de la débil demanda. El valor se mantiene plano.

Por su parte, el CEO de General Motors ha anunciado que faltan tan sólo dos años para que su división europea comience a dar beneficios. Las acciones de la compañía de automóviles suben un 2%.