La Bolsa de Nueva York terminó con un claro repunte el martes, en un mercado que no descarta una reducción de los tipos de interés pese a la ausencia de nuevas señales sobre las intenciones de la Reserva Federal. El índice Dow Jones ganó 1,37% hasta los 13.308 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq subió 1,50%. Saldrá esta jornada desde los 2.597 puntos.
El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 1,36% (+19,79 puntos) a 1.471,49 puntos. Y es que , a pocos días de la reunión de la Fed, las previsiones de un descenso de los tipos han impulsado al mercado. El Comité de política monetaria (FOMC) del banco central estadounidense volverá a examinar el 18 de septiembre el nivel de su tasa directriz, actualmente fijada en 5,25%, y los inversores esperan un gesto que limite el impacto económico de la crisis de los préstamos hipotecarios a riesgo ('subprime'). Sin embargo, a una semana de esta reunión, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, en un discurso pronunciado en Berlín, se abstuvo de aludir a las tasas de interés. Las declaraciones del presidente de la Fed no han permitido clarificar la posición actual del FOMC, que parecía particularmente dividido en la noche del lunes, según las posiciones expresadas por varios responsables del banco central estadounidense. Uno de los miembros del FOMC, Frederic Mishkin, subrayó en la noche del lunes que la Fed está 'lista para actuar' para evitar que la actual crisis financiera afecte el crecimiento económico. Ahora, el mercado intenta adivinar en cuánto serán reducidas las tasas, si 25 puntos básicos o directamente 50 puntos básicos. Según analistas de Natixis, la probabilidad que se otorga a una reducción de 50 puntos básicos ha caído, pero supera todavía el 60%. Por otra parte, el déficit comercial de Estados Unidos bajó 0,3% en julio, a 59.200 millones de dólares. Después de haberse beneficiado con un incremento de la aversión al riesgo, el mercado obligatorio volvió a bajar. Con sus tasas evolucionando en sentido opuesto al precio de las obligaciones, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,364% contra 4,324% en la noche del lunes y el de los títulos a 30 años a 4,648% contra 4,641%.