Wall Street, tras cerrar una semana de sólidas subidas, podría abrir a la baja a la espera del dato de venta de viviendas de segunda mano, para el que se prevé una subida tras cuatro meses consecutivos de caídas. Este dato tiene especial importancia tras el dato de venta de viviendas nuevas del viernes, que arrojó una subida del 2,8% en julio hasta 870.000 unidades, muy por encima de las 825.000 unidades previstas. Antes de la apertura, el futuro del DJIA perdía 32 puntos, un 0,24%, hasta 13.375, mientras que los del Standard & Poor's 500 cedían 5,10, un 0,34 %, hasta 1.478,50 y los del Nasdaq 100 un 0,30% hasta 1.963,50.
En el capítulo de fusiones y adquisiciones el fabricante de computadoras líder de Taiwán, Acer dijo hoy que comprará al estadounidense Gateway por 710 millones de dólares. Sin embargo, es posible que la fiebre de movimientos accionariales que vimos en la primera mitad de año, y que llevó al DJIA hasta máximos históricos, tienda a tranquilizarse a medidas que se haga más difícil hacer frente a la deuda. En este contexto, Home Depot ha aceptado vender su negocio de distribución al por mayor a un grupo de compañías de capital privado por 1.800 millones menos de lo previsto inicialmente, y mantendrá una pequeña participación en la filial. El acuerdo contempla que Home Depot garantice 1.000 millones de deuda que los compradores asumirán una vez que esté completada la transacción.