La corrección ha dejado paso a las compras. La bolsa neoyorquina se levanta del mayor batacazo de los últimos tres meses como fue el del martes. Europa, dicen por el parqué estadounidense, está alterando la paz del crecimiento mundial y Estados Unidos ha optado por mirarse el obligo este miércoles. Los inversores esperan una creación de 30.000 nuevos empleos por parte del sector privado. El euro/dólar recorta ligeramente posiciones hasta el 1,31. 

Los futuros de Wall Street apuntan, en sintonía con Europa, lmuy débilmente al alza. El Dow Jones de Industriales suma 48 puntos hasta los 12.790 enteros, el S&P 500 –de referncia para el viejo continente- alcanza los 1.348 puntos, mientras que el técnológico Nasdaq podría verse favorecido por la presentación mundial este miércoles del nuevo iPad 3 por parte de Apple y ya hay quien se frota las manos. El índice suma 11,3 puntos y salta por encima de los 2.600 redondos en la preapertura.

La renta variable europea está ayudando a que su homóloga neoyorquina retome el vuelo. Todos los índices continentales suman ganancias a excepción del Ibex 35, arrastrado por la gran banca y liderado por los valores que menor capitalización tienen, Gamesa y Sacyr, que de hecho podrían abandonar el selectivo esta semana.

El dato que marcará la tendencia del mercado estadounidense es el ADP del sector privado. El consenso de analistas espera un alza hasta los 200.000 nuevos puestos de trabajo, frente a los 170.000 del mes de enero.

En terreno empresarial, Apple rige la pauta este miércoles. Hoy el gigante informático de la manzana presentará el iPad 3, nueva tableta llamada a conquistar las ventas, y ha elegido como sede la ciudad de San Francisco. Sus títulos repuntan en la preapertura un 0,6%.

Además, a nivel macroeconómico se dará a conocer el dato de inventarios de crudo y el de crédito al consumidor. Por cierto que este miércoles el oil Texas sigue sumando enteros y el barril de crudo ha rebasado los 105 dólares. Mientras, la onza de oro, también al alza, va camino de conquistar de nuevo los 1.700 dólares, lógica subida frente a la corrección de estos días de las bolsas. El par euro/dólar, quizás a la espera de un QE3 por parte de la Reserva Federal, se mantiene ligeramente al alza en el 1,31.