Wall Street abre sus puertas en el mismo tono que lo ha hecho el resto de Europa durante la sesión. Un rebote del 0.26% que lleva al Dow Jones a los 9.606 puntos. En el caso del S&P500 la revalorización fue del 0.59% hasta los 1.037 puntos mientras que el tecnológico se anotó un 1.45% en los primeros minutos de negociación, hasta los 2.056 puntos.