Los futuros de Wall Street están dispares después de que los mercados descendieran el miércoles al conocer el estado de las finanzas de Portugal y por unas flojas ventas de viviendas en Estados Unidos.
Terminó la jornada a la baja, tras conocer los datos desfavorables sobre la economía estadounidense como los indicadores de pedidos de bienes durables y la venta de casas nuevas, que no cumplieron con las expectativas. Así, el Dow Jones cayó 0.48% posicionándose en las 10,836.15 unidades, el S&P 500 perdió 0.55% quedando en 1,167.72 puntos y el Nasdaq retrocedió 0.68%, llegando a las 2,398.76 unidades.
Los inversores reaccionaron con nerviosismo a la noticia de que Fitch había rebajado la calificación de deuda de Portugal por el debilitamiento de las finanzas del país.
Ahora la atención está en las solicitudes de subsidios por desempleo de Estados Unidos, que se conocen el jueves.