El Ibex consiguió por fin cerrar una sesión en positivo, con la ayuda de Wall Street, eso sí. El selectivo español ganó un 0,82% hasta los 11.420 puntos en una sesión en la que remontó los malos datos macroeconómicos que llegaron desde Alemania –la caída de PIB y de la confianza empresarial- y un petróleo que hoy cotizó de la mano de la volatilidad para situarse en el entorno de los 113 dólares el barril tipo Brent. Entre los pesos pesados del parqué, sólo Repsol YPF se situó en el terreno de las pérdidas al dejarse un 0,44% y también hubo sólo una excepción en el resto de plazas europeas, todas terminaron en positivo menos Londres que descontó hoy –ayer vivió una jornada festiva- el mal comportamiento que ayer vivieron los mercados. En el mercado de divisas el euro cerró a la baja y se cambió por 1,4652 dólares.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))