El mercado americano se mueve sin mucha convicción en una jornada en la que se conoció que los pedidos a fábrica fueron peor de lo previsto por el mercado –bajaron un 3,3% en agosto, su mayor caída desde enero- y tras un mal dato de desempleo semanal. En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales se deja un 0,05% hasta los 13.961 puntos, el tecnológico Nasdaq cae un 0,39% hasta los 2.718 puntos mientras que el S&P 500 opera con un tímido recorte del 0,07% hasta los 1.538 puntos.
Tras la caída de ayer, hoy el mercado americano se mueve sin una dirección clara, en una jornada en la que se conoció que las peticiones iniciales de subsidio de desempleo se incrementaron la pasada semana en 16.000, hasta los 317.000 según anunció el Departamento de Empleo. Otro de los datos clave de la jornada fue los pedidos a fábrica descendieron un 3,3% durante el pasado mes de agosto frente al ascenso del 3,4% revisado de julio, según los datos publicados por el Departamento de Comercio. El consenso del mercado había pronosticado una bajada del 2,6%, por lo que el dato es peor de lo esperado. Además, ésta es la mayor caída desde el mes de enero. En el plano empresarial, las entidades financieras operan en positivo. Así Citigroup avanza un 0,58% hasta los 48,17 dólares en los primeros minutos de negocio. Hoy se conoció que el mayor banco de Estados Unidos podría estar dispuesto a financiar con más de 5.000 millones de libras –unos 7.200 millones de euros- la compra de la entidad británica Northern Rock. Según informa The Times, Citigroup está a punto de acordar esa financiación –garantizada en parte con los activos hipotecarios de la entidad- y la asesoría de la operación. Dentro de este sector, Merrill Lynch sube un 0,30% hasta los 76,23 dólares mientras que Bear Stearns cotiza con un descuento del 0,41% hasta los 127,75. Por cierto que, el presidente de este banco de inversión, Alan Schwarz, ha indicado que era probable una desaceleración de la economía, pero no una recesión. Además, comentó que su entidad estima que la liquidez fluye mejor en el mercado financiero y que ha mejorado la condición de los créditos. En la parte negativa se colocan los títulos de Wet Seal después de anunciar ayer una rebaja en su previsión de beneficios para el tercer trimestre del año hasta sólo dos centavos por acción. El mercado esperaba un beneficio para el tercer trimestre de nueve centavos por título. Recortes también para Marriott International que anunció que en el tercer trimestre del año su beneficio se redujo un 7,1%. En los primeros movimientos, sus acciones caen un 2,30% hasta los 43,30 dólares.