El mercado estadounidense abre en color mixto. Mientras el Nasdaq sube un 0,20%, el Dow Jones y el S&P 500 retroceden posiciones y no recuperan sus máximos históricos. De hecho, su recuperación se complica con el Dow Jones adentrándose ya por debajo de los 15.000 puntos y el S&P 500 al borde de perder el soporte de los 1.600. Tras estos movimientos está el aumento del paro semana len EEUU y el inmovilismo del BCE. En el mercado de divisas, el euro-dólar se revaloriza hasta los 1,3137 dólares después de que el BCE haya decidido mantener los tipos de interés en el 0,50% y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 93,88 dólares.

Wall Street abre con las decisiones del BCE como telón de fondo. El Banco Central Europeo no ha sorprendido. Ha mantenido los tipos de interés en mínimos históricos, en el 0,50%. Además, tampoco ha anunciado nuevas medidas para potenciar el crédito a las PYMES europeas ni cambios en la tasa de los depósitos bancarios en duermen en el BCE. Si bien, Mario Draghi, presidente de este organismo, ha admitido estar preparado para actuar si la economía lo necesita, a la vez que ha rebajado las previsiones de crecimiento de la eurozona de este año al -0,6%.

En las dos últimas sesiones los índices han perdido más de un 2% por miedo a que la Reserva Federal retire prematuramente los estímulos económicos. Los mercados estos días se mueven al son de los bancos centrales y, precisamente este jueves el BCE anunciará sus decisiones de política económica, aunque no se esperan cambios. (Ver: ¿QE´s para siempre?)

En EEUU, el gobierno ha dado a conocer su informe semanal sobre solicitudes iniciales de subsidio por desempleo. Las peticiones bajaron en 11.000 a una tasa ajustada estacionalmente de 346.000. Los economistas consultados por Reuters esperaban que las solicitudes por primera vez cayeran por debajo de las 345.000 la semana pasada.

Ayer los datos de empleo privado ADP quedaron por debajo de las expectativas. En total el sector privado creó 135.000 nuevos puestos en mayo, cuando el mercado estaba esperando unos 165.000. Además, mañana se conocerá el dato oficial de empleo mensual. Los analistas dicen que este informe podría ser especialmente importante teniendo en cuenta las preguntas sobre cuánto tiempo la Reserva Federal continuará con su programa de compra de bonos. Recordemos que Bernanke prometió que mantendría sus programas QE hasta que el paro descienda por debajo del 6,5%.

En el plano empresarial, Verizon Communications sube un 0,10%, después de que el diario The Guardian informara que el gobierno de EE.UU. tiró de los registros telefónicos de millones de clientes domésticos de su unidad de servicios de red de Verizon Business para espiarlos.

Costco Wholesale sube un 0,83%, después de comunicar que las ventas en sus tiendas para la semana que terminó el 2 de junio aumentaron un 5%. Una encuesta de analistas de Thomson Reuters proyectaba un aumento del 5,5%.

Netflix debuta en el Nasdaq con una subida del 0,56% hasta los 224 dólares.

En su vuelta al S&P 500, General Motors se revaloriza un 0,97%.

Los mercados asiáticos cerraron el día en números rojos. El índice japonés Nikkei cayó otro 0,9%, después de caer cerca de un 4% en la sesión anterior, perdiendo a última hora los 13.000 puntos. Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego, comenta que “quizás el valor razonable del Nikkei, teniendo en cuenta los estímulos futuros, ya se haya dado en los máximos de hace dos semanas, por lo que tendríamos que ver mejoras en el ámbito fiscal o que los japoneses comenzaran a consumir más”. El índice de Tokio ha caído más de un 17% desde el 22 de mayo, cuando alcanzó su nivel más alto en cinco años y medio.