La mayor compañía minorista del mundo aumentó su beneficio un 8,1% en el primer trimestre gracias al incremento en las ventas de comida y en los medicamentos genéricos, lo que superó las estimaciones de los analistas.
El beneficio neto alcanzó los 2.830 millones de dólares, mientras que las ventas crecieron un 8,3% a 85.400 millones de dólares.