Vuelve el rebote a la renta variable española. El Ibex 35 titubea en los primeros minutos de negociación y, a peesar de un primer movimeinto al alza, comienza a descontar un 0.8% que le lleva a los 8.180 puntos. Y eso que el sector financiero ha comenzado la sesión a favor de las subidas  después de la prohibición de la CNMV- en una acción coordinada con otras plazas europeas- de las ventas a corto sobre las entidades. En una jornada en la que el euro se repliega frente al dólar, hasta las 1.42 unidades.

Siguiendo con la tónica de las últimas jornadas, poco ha durado la alegría. A pesar del rebote inicial, que por momentos ha instalado al Ibex 35 por encima de los 8.300 puntos, los números rojos han  vuelto a hacer su aparición. El Ibex 35 cede un 0.8% y alcanza los 8.186 puntos. Una tendencia que deja de lado la revalorización experimentada ayer en Wall Street y que tiene su precedente más inmediato en el Nikkei, que se dejó un 0.3% al cierre de la sesión.

La noticia del día se centra en el sector financiero después de que ayer la CNMV, en una acción coordinada con las bolsas de Bélgica, Francia e Italia, prohibiera la ventas a cortos en el sector durante los próximos quince días ante la situación de "extrema volatilidad que atraviesan los mercados europeos, en especial las cotizaciones de las acciones de entidades financieras". Y a pesar de ello, CaixaBank es el único valor que sobrevive a los números rojos y, al ritmo del 2.25%, se instala en los 3.50 euros.

El resto de entidades cotiza en números rojos. De hecho, las grandes entidades ocupan los puestos más bajos de la lista. BBVA cede un 2.7% y abre en los 5.89 euros. Banco Santander descuenta un 1.4% de su cotización, que marca los 5.93 euros. Cesiones que comparten con el resto de entidades: Banco Sabadell pierde un 1.8%, Banco Popular descuenta un 1.4% de su cotización en tanto que Bankinter pierde en torno a un 0.9%, hasta los 3.75 euros.

Los pesos pesados tampoco aprueban en la sesión. Telefónica pierde más del 2% en la apertura. Repsol descuenta un 2.7% y marca los 17.78 euros mientras que Iberdrola cede un 1.7% y marca en los 4.89 euros su primer movimiento. 

Los descuentos más livianos se reflejan en valores como IAG que, al ritmo del 0.3%, ve cómo sus títulos alcanzan los 2.10 euros. ACS cede en torno a medio punto porcentual en la apertura en tanto que Mapfre pierde un 0.6% y marca en los 2.08 euros el precio de sus acciones.