A pesar del Nikkei y de Wall Street que se dejaron llevar por las ventas, Europa vuelve al verde. Los futuros del Ibex 35 remontan en la preapertura más del punto porcentual y recuperan la cota de los 8.600 puntos. Tras el batacazo de ayer, los inversores están dispuestos a salir de compras a pesar de que se acaba de fijar la fecha para el referéndum anunciado por Papandreu: será en diciembre. El euro sigue en el entorno del 1,37 después de debilitarse –casi a la fuerza- ante la incertidumbre del viejo continente.

Los futuros europeos rebotan en la preapertura para recuperar algo del terreno perdido en el comienzo de semana donde las pérdidas alcanzaron el 5% en el Dax alemán y el Cac francés, y rozó el 7% en el Mib italiano y en el Ase griego.

Ni siquiera Wall Street se libró del pesimismo europeo y las caídas en sus principales índices rondaron el 2,5%. La oleada de ventas ha sacudido también esta mañana a la renta variable asiática, con un varapalo del 2,21% en el Nikkei de Tokio.

El caso es que esta mañana comienza con subidas del 1,5% en la Bolsa de Frankfurt, en línea con el mercado parisino y el Eurostoxx 50.

El Ibex 35 sube en la preapertura y recupera la cota de los 8.600 puntos. Veremos dónde queda el sector bancario tras las abultadas pérdidas de ayer.

La prima de riesgo española se ha moderado hoy en los 380 puntos básicos; no así la italiana que sigue su avance por encima de los 440 puntos. El euro, mientras, se mantiene en el 1,37.