Vueling ha registrado unas pérdidas de 33,72 millones de euros en el primer semestre de 2007, lo que supone multiplicar por cinco su caída en el mismo periodo de 2006. No obstante, la aerolínea ha mantenido un fuerte crecimiento de las ventas, hasta alcanzar unos ingresos totales de 149,69 millones de euros. Vueling ha obtenido un resultado de explotación antes de amortizaciones y alquiler de flota (Ebitdar) negativo de 7,7 millones de euros, frente al positivo de 7,3 millones de euros del mismo periodo del ejercicio precedente. Por su parte, el número de pasajeros transportados se ha incrementado un 78,7% en el primer semestre del año, con 2,5 millones de pasajeros.