El fabricante sueco de vehículos industriales Volvo cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 4.215 millones de coronas suecas (453,2 millones de euros al cambio actual), lo que representa un aumento del 12% en comparación con el mismo período de 2007. La cifra de negocio de la multinacional sueca se situó en 76.683 millones de coronas (8.245 millones de euros) entre enero y marzo pasados, lo que supone un incremento del 26% respecto a los tres primeros meses del ejercicio precedente, si bien el crecimiento se limita al 16% al excluir el efecto positivo del tipo de cambio de divisas y de las adquisiciones.