Volkswagen prevé que el mercado español de automóviles cierre el presente ejercicio con un volumen de ventas de 890.000 unidades, lo que supondrá una reducción de más del 20% en comparación con las entregas de 2008, según informó hoy el director de Volkswagen España, José María Peñalver, durante la presentación de la versión R-Line del todoterreno Tiguan. A pesar de que esta estimación de ventas supone una caída frente a los datos del año pasado, también representa un aumento en comparación con la previsión de mercado de 870.000 unidades de la marca de principios de año y frente a las 810.000 unidades con las que estimaba que se cerraría 2009 durante el pasado mes de abril.