Volkswagen acordó comprar una participación del 42% de Porsche, aunque ésta última se encuentre en un momento de alto endeudamiento. Éste sería otro paso más hacia una fusión de las dos firmas alemanas para crear un gigante europeo. La automotriz germana pagará unos 3.300 millones de eurospor la firma de coches deportivos.