El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante de automóviles de Europa, obtuvo un beneficio neto de 2.572 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un fuerte aumento del 31,3% respecto al mismo período de 2007, anunció hoy la empresa, que prevé cerrar 2008 con un récord de ventas. La cifra de negocio de la multinacional alemana se situó en 56.500 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa un aumento del 3% en relación con la primera mitad del ejercicio precedente, limitado en parte por el efecto negativo del tipo de cambio entre el euro y el dólar. El consorcio de Wolfsburg, compuesto por las marcas Volkswagen, Audi, Seat, Skoda, Volkswagen Vehículos Comerciales, Lamborghini, Bugatti y Scania, vendió en todo el mundo 3,26 millones de vehículos hasta junio, lo que supone un crecimiento del 5,8% y un récord.