El consejo del fabricante de coches alemán Volkswagen ha aprobado los contratos relativos a la adquisición de su rival Porsche. La compañía ha señalado que el acuerdo es un paso importante hacia la toma de posesión, que se completará en el transcurso de 2011 en virtud de los planes. Asimismo ha comentado que el consejo de vigilancia de Porsche se reunirá el viernes para celebrar consultas sobre los contratos. El siguiente hito fundamental en la toma de posesión será la ampliación de su participación en Porsche hasta el 49,9%, lo que está previsto para finales de 2009.