La británica Vodafone pedirá en una vista judicial en dos semanas que se le prohíba la venta del iPhone a T-Mobile por violar las leyes de competencia si antes no decide comercializar una versión del aparato desbloqueado. La operadora británica ganó a última hora del lunes un mandamiento judicial provisional en Alemania que podría prohibir a T-Mobile vender el aparato si sólo se hace con un contrato de permanencia de 24 meses y bloqueado para que sólo se pueda usar en su red. Vodafone asegura que T-Mobile debería también vender el iPhone desbloqueado por un precio inferior o similar al actual (400 euros) para que pueda ser utilizado por clientes de otras compañías, de modo que todas las operadoras trabajen en "igualdad de condiciones".