El emisor de tarjetas de crédito Visa, que entró en la bolsa el 19 de marzo captando un monto récord de 17.000 millones de dolares, registró una mejora en su beneficio neto de segundo trimestre, aunque se vio afectado por la solución de un costoso litigio e inferior a las previsiones. En el trimestre cerrado en marzo, el grupo registró una mejora en su beneficio neto del 27,6% a 314 millones de dólares, con un beneficio por acción excluyendo excepcionales de 52 centavos, cuando los analistas esperaban 55 centavos.