El director general de análisis cree la renta variable sigue teniendo recorrido y ve un potencial del 20% para el selectivo español.

Durante la presentación de las perspectivas de la entidad, Víctor Peiro, Director General de Análisis, afirmó que la bolsa seguirá apoyada por la mejora  de la economía global y por los flujos de inversión que continuarán llegando a la renta variable debido a la falta de alternativas. El experto considera que los resultados empresariales crecerán a ritmos de doble dígito. En este entorno indica que el Ibex está un 20% infravalorado. Por su parte cree que el Euro Stoxx 50 todavía está un 5% de su precio objetivo.

Ibex

Peiró cree que “existen “segmentos de la Bolsa de Estados Unidos que continúan sobrevalorados, aunque se anticipan mejoras fundamentales, que acompañan una visión sectorial positiva en cíclicas, pero con apuestas también en yield”. En este entorno, considera que lo más recomendable son los valores en mercados desarrollados.

La renta variable también se verá beneficiada por la mayor solidez de los emergentes, la estabilización del modelo económico chino y la menor dependencia de las materias primas. También, la menor presión del dólar y la no implementación, por el momento, de las medidas proteccionistas anunciadas por el Presidente Trump, son factores beneficiosos. Esto no quiere decir que cualquier opción sea adecuada. Peiro apuesta por la selección valor a valor y por ser capaces de diseñar una cartera equilibrada.

En su opinión, en los próximos meses hay que apostar por varias tendencias:

- Recuperación de las empresas Financieras y de Seguros

- Actividades cíclicas, empresas punteras en nichos industriales

- Expansión del turismo en países en desarrollo

- Aceleración de los procesos de digitalización y explotación comercial del Big Data

- Ciertas Materias Primas como el papel y la pulpa de papel

- Comercio on-line y éxito en la combinación con el físico

- Oligopolios con altas barreras de entrada

- Operaciones de M&A, no tanto defensivas sino posicionadas en el crecimiento como acelerador de entrada en nichos.

Asimismo, si la elección es la de valores a largo plazo se debe tener en cuenta:

- Electrificación y reducción de las emisiones

- Tendencias demográficas y envejecimiento

- Uso compartido frente a propiedad en las nuevas generaciones