El índice que mide el nivel de viviendas cuya venta está pendiente se redujo en marzo un 1% a 83,0, según datos de la asociación nacional de agentes inmobiliarios (NAR). Los economistas consultados por IFR Markets de Thomson esperaban que el dato se situara en 83,8 puntos. En términos interanuales el índice se situó un 20,1% por debajo del nivel de marzo de 2007. Por su parte el dato de febrero se revisó a la baja de 84,6 a 83,8.