Los accionistas de Bear Stearns votarán la propuesta de adquisición del banco de inversión por parte de JPMorgan Chase el 29 de mayo, según un informe entregado a las autoridades reguladoras. Bear Stearns señaló en el documento que si fracasa la votación sobre la venta, probablemente tendrá que reducir una "cantidad significativa" de personal, no garantizaría que las personas despedidas reciban indemnización y posiblemente tenga que declararse en quiebra. Una demanda de un accionista que intentaba evitar que JPMorgan Chase votara por la participación minoritaria en Bear Stearns que adquirió a inicios de abril fue retirada, según un documento presentado el jueves ante la Comisión de Bolsa y Valores.