El Gobierno venezolano espera convertise el próximo año en el país con las mayores reservas petroleras del mundo, hasta alcanzar un total de 314.617 millones de barriles de crudo certificados, lo que supondría un 134% más que los 134.866 millones de barriles que tiene en la actualidad. Así lo asegura la Dirección General de Exploración y Producción de Hidrocarburos, en un informe sobre la evolución del 'Proyecto Magna Reserva', el ingente plan energético lanzado por el Gobierno de Hugo Chávez en 1998 en la Faja Petrolífera del Orinoco. Repsol YPF tiene asignado uno de los siete bloques, denominado 'Junin 7', que abarca un área de 500 kilómetros cuadrados en la región Sudeste de Venezuela. En su última visita a España, Chávez destacó la importancia para su país de contar con la petrolera hispano-argentina en los proyectos de relanzamiento de la Faja.