Ahora, recordó, el sistema financiero español está recurriendo a la liquidez en una proporción similar al peso que el PIB español tiene sobre el de la zona euro,
por lo que consideró normal que se recurra a liquidez en un momento en el que "hay muchos mercados de renta fija privada que no funcionaban como antes del verano".Vegara recordó además que una de las principales funciones de los bancos centrales, además de la política monetaria, es precisamente la provisión de liquidez a las entidades financieras, y desde que se produjo la crisis de los mercados en verano estos organismos "han hecho bien" proporcionándola.Vegara consideró "paradójico" que el sistema financiero español, uno de los "más solventes del mundo" y con unas "provisiones anticíclicas" que lo diferenciaban de otros, haya estado últimamente en las páginas de "cierta prensa", en alusión a los medios anglosajones, que han advertido de dichos recursos de liquidez de los bancos españoles.Asimismo recordó que cuando el vicepresidente económico, Pedro Solbes, reclama una mayor transparencia "no se refiere a las entidades españolas ni mucho menos", sino que se hace eco de una discusión en la que los gobiernos de toda Europa reclaman al conjunto de las entidades europeas que, en la actual coyuntura, pongan "negro sobre blanco" y tengan sus "cuentas claras".De nuevo, el secretario de Estado de Economía hizo un repaso de la situación económica en la que, como Solbes, consideró que el proceso de desaceleración debería ser "relativamente corto", siempre que los mercados financieros se normalicen.En este sentido, reconoció que las dificultades en los mercados financieros están durando "más de lo que se había anticipado" y aún es "difícil" saber cuando volverán a funcionar "normalmente" ya que la situación está "mejorando lentamente", pero aún "no es la óptima".