La ley que el Tribunal europeo ha ordenado derogar a España prevé que, cuando una empresa estatal controle más del 3% del capital
de una compañía energética española, sus derechos de voto estarán condicionados a la autorización del Consejo de Ministros.Vegara reconoció que se trata de una sentencia "muy clara" y el Gobierno derogará la norma del mismo modo que hizo con la conocida como "acción de oro" -derecho que tenía el Estado sobre determinadas operaciones en una empresa previamente privatizada-.El secretario de Estado recordó que ambas normas fueron aprobadas por el Gobierno del PP y recibieron una condena del tribunal europeo, lo que en su opinión demuestra que, "objetivamente, el esquema en el que el Gobierno anterior dejó todo esto no es el más adecuado".En cualquier caso Vegara insistió en que en Europa debe abrirse un debate sobre el mercado energético, sobre el que existe una evidente "asimetría" entre los países que han abordado procesos de privatización y liberalización del sector y los que no lo han hecho.