La corrección de los indicadores PMI en el Área euro en marzo es una buena muestra de la delicada situación de la economía de la zona, y confirma una nueva contracción del PIB en el primer trimestre de 2013. 



Con las lecturas del PMI de manufacturas (en 46,6 puntos) y del PMI de servicios (46,5), el indicador compuesto entre ambos cierra el trimestre en 47,7 puntos, un nivel que es compatible con una caída del PIB del 0,2% en el trimestre (ver gráfico adjunto).

Relación entre el PMI Composite y crecimiento trimestral del PIB del Área euro



Fuente: elaboración propia a partir de datos de Blooberg y Eurostat.

Fuera del Área euro, el flujo de noticias macro sigue siendo positivo. Mientras en Reino Unido y China, el PMI de manufacturas avanza en marzo, en EEUU el mercado inmobiliario vuelve a dar síntomas de recuperación con un nivel de ventas de viviendas que se ha situado en máximos de los últimos tres años. Un escenario de gradual mejoría de la economía de EEUU que la Reserva Federal (FED) ha reconocido en el stament del último FOMC (el equivalente al comité de política monetaria del BCE), lo que no impide que por el momento la FED continúe con el programa de compra de activos, toda vez que la tasa de paro se encuentra lejos del nivel deseado (7,7% frente al 6,5%) y la inflación se encuentra por debajo del objetivo del 2%.

Las divergencias cíclicas entre el Área euro y EEUU, unido al mayor optimismo de la FED, han contribuido a dar soporte a la depreciación del euro, que en los últimos días ha sido muy castigado como consecuencia de la crisis en Chipre. Desde mi humilde opinión, la no resolución de esta situación en el más corto plazo, podría impulsar la potencial especulación sobre desenlaces extremos (entre ellos, la salida de Chipre del euro), acelerando la depreciación de la divisa europea hasta niveles incluso próximos a 1,21 (nivel alcanzado por última vez a mediados de 2012, en plena crisis de la deuda italiana y española). En caso de que una salida extrema de la crisis cobre fuerza en los próximos días, el rebalanceo temporal en las carteras de inversión hacia fondos de renta fija denominados en dólares puede ser una buena opción de cobertura.

Evolución del fondo Pioneer US Dollar Short Term


Fuente: Allfunds Bank


Álvaro Lissón es tutor del area "Macroeconomía" del Centro del Conocimiento.