UBS ha decidido elevar la recomendación de Telefónica desde reducir hasta mantener. Las acciones de la operadora española perdieron un 1,03 por ciento en la última sesión y cerraron en 16,34 euros. En lo que va de 2007 acumulan una ligera subida del 1,36 por ciento.