El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá sin variación los tipos de interés en el 4 por ciento en la reunión de su consejo de gobierno en Viena y parece reducirse la perspectiva de que se produzcan nueva subidas, según los analistas. El banco europeo ha elevado los tipos ocho veces entre diciembre de 2005 y junio de este año, pero las recientes turbulencias en los mercados financieros podran haber puesto freno a nuevos aumentos en el precio del dinero.
El creciente temor al impacto en la economía de las tensiones en los mercados de crédito y la caída del mercado inmobiliario estadounidense dejan poco margen para nuevas subidas de tipos, señalan algunos economistas. El alza del euro hasta nuevas máximas históricas y el reciente recorte de tipos efectuado por la Reserva Federal también apuntan a que no se produzca un endurecimiento en su poltica monetaria. "Cada vez hay más evidencias de unas peores perspectivas de crecimiento en la zona euro, con una ralentización que se ha visto incrementada por el repunte del euro... esperamos que los tipos se mantengan en el 4,0% al menos hasta finales de 2008", apunta David Page de Investec.