El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, desestimó la preocupación sobre los posibles problemas de deuda en otros países de la zona euro después de la crisis de Grecia y sobre la posibilidad de que un miembro sea forzado a salir del bloque. En este momento no tengo motivos para dudar de la solidez de otros países en la zona euro una vez que apliquen sus respectivos programas de estabilidad, dijo Trichet al semanario francés Le Point en una entrevista publicada el miércoles. Me gustaría subrayar que la situación del presupuesto consolidado en la eurozona en general no es el peor entre las naciones industrializadas, añadió, apuntando a Estados Unidos y Japón.