El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha dejado hoy claro que "no hay contradicción" entre garantizar la estabilidad de los precios en la eurozona e impulsar el crecimiento y la creación de empleo. En una comparecencia ante el Parlamento Europeo, Trichet ha defendido así la labor de la institución frente a las críticas de que se concentra sólo en la vigilancia de la inflación, sin prestar atención a la evolución de la actividad y del mercado laboral. Y ha recalcado que, mediante la aplicación de una política monetaria centrada en lograr la estabilidad de precios a medio y largo plazo y gracias también a su credibilidad, el BCE "sienta las bases" para un crecimiento sostenido y vigoroso en la creación de empleo.