El presidente del Banco Central Europeo (BCE) y portavoz del G-10, Jean-Claude Trichet, dijo hoy que "los riesgos inflacionistas globales son significativos". Tras la reunión de los bancos centrales de los países más industrializados del mundo (G-10) en la ciudad suiza de Basilea, Trichet consideró que el crecimiento global continúa a un nivel importante gracias a la aportación de las economías emergentes. Los banqueros centrales de los países del G-10 se reúnen bimestralmente en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BPI) para analizar la situación de la economía mundial.
Trichet destacó que hablaba como portavoz del G-10 y no como presidente del BCE ya que el próximo jueves se reúne el consejo de gobierno de la entidad europea en Atenas para debatir los tipos de interés de la zona del euro y la semana anterior a esta reunión ningún miembro del máximo órgano ejecutivo de este banco central puede hacer declaraciones sobre la política monetaria del área. La mayor parte de los expertos prevé que el BCE dejará los tipos de interés inalterados en el 4% para los países que comparten el euro. Trichet recomendó que actualmente es muy importante que los bancos centrales mantengan la estabilidad de precios. Además, el banquero francés destacó que se mantienen las tensiones en los mercados de dinero y recordó la medida dada a conocer a finales de la semana pasada. El BCE y la Reserva Federal estadounidense (Fed) han decidido aumentar la liquidez en dólares proporcionada a los bancos comerciales de la zona del euro hasta 25.000 millones de dólares en cada subasta con fondos a plazo. Los bancos centrales de los países industrializados han continuado trabajando juntos y consultando regularmente sobre las condiciones de liquidez en los mercados financieros.