El Banco Central Europeo (BCE) dejará el próximo jueves inalterado el precio del dinero en la zona del euro debido a la existencia de presiones inflacionistas en el área por el encarecimiento del petróleo y los alimentos. Los tipos de interés rectores para los países que comparten el euro están actualmente en el 4%, el nivel más alto desde hace seis años. El consejo de gobierno del BCE se reúne en esta ocasión en Atenas para discutir la política monetaria de la zona del euro, ya que dos veces al año el máximo órgano ejecutivo del banco europeo lleva a cabo esta reunión fuera de su sede central en Fráncfort.
El presidente del Banco Central Europeo (BCE) y portavoz del G-10, Jean-Claude Trichet, dijo hoy que "los riesgos inflacionistas globales son significativos" en la ciudad suiza de Basilea tras la reunión de los bancos centrales de los países más industrializados del mundo en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BPI). Los gobernadores de los bancos centrales del G-10 observan un aumento de los precios del petróleo, otras materias primas, los alimentos y productos agrícolas en todas las economías sin excepción, tanto en los países emergentes como en las economías emergentes. Los expertos también prevén que el Banco de Inglaterra mantendrá las tasas en el 4%. El Reino Unido tiene en estos momentos los tipos de interés más elevados de los siete países más industrializados del mundo (G-7). Al mismo tiempo, las actuales tensiones en los mercados de dinero por las turbulencias financieras han disparado los tipos de interés en el mercado interbancario del euro hasta niveles más compatibles con unos tipos de interés rectores del 4,5 ó 4,75%, según el banco alemán Commerzbank. En el mercado de dinero del euro, el Euribor a tres meses se situó hoy en el 4,857% y a un día (Eonia) fue el viernes del 4%. El Euribor a doce meses, la referencia de la mayor parte de las hipotecas en España, se situó hoy en el 4,96%.